De lunes a viernes:

09:00h-14:00h y 15:00h-19:00h

881 155 155

Actualidad

Ucoga, patrocinador de Jornada Mujeres de Cooperativas

Jornada mujeres de cooperativas “Búsqueda de nuevas oportunidades en el ámbito de la economía social”

Ucoga, patrocinador de la Jornada de Mujeres de Cooperativas, organizada por Cooperativas Aagro-alimentarias de España y Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias (AGACA).

Siendo este año Santiago de Compostela capital de la Economía Social, qué mejor lugar para promover un evento tan interesante como la Jornada de Mujeres Cooperativas.

Este año, AGACA ha sido el anfitrión oficial de esta jornada impulsada por Cooperativas Agro-alimentarias de España y Ucoga, ha tenido el honor de patrocinar dicho evento. La jornada resultó todo un éxito. Más de 150 personas han acudido a la cita, en su mayoría mujeres cooperativistas, algunas de ellas miembros de los consejos rectores o con cargo presidencial dentro de la empresa.

Es precisamente éste el motivo de la jornada, poner en valor y reconocer el papel que cumplen las mujeres del sector cooperativo agroalimentario en las empresas de la economía social. Bajo la máxima: “Más mujeres en los consejos rectores, mejores empresas cooperativas”, este evento pretende fomentar el emprendimiento y el liderazgo de las mujeres en los órganos de decisión de las cooperativas del sector agroalimentario.

En la actualidad, las mujeres representan el 27% de la base social de cooperativismo, pero solamente un 8% se sitúan en los órganos rectores y tan solo hay un 4% desempeñando el cargo de presidencia de cooperativas. La misión no es otra que la de intentar corregir la desigualdad para conseguir una representación real del porcentaje de mujeres cooperativistas, dentro de los organismos de decisión.

 

La jornada se abrió paso con las intervenciones de diferentes mujeres con alto conocimiento e implicación del papel femenino en el sector cooperativo.

Las encargadas de inaugurar este acto fueron:

  • Jerónima Bonafé, presidenta Grupo Trabajo Igualdad de Cooperativas Agro-Alimentarias de España y presidenta de AMCAE.
  • Carmen Rodríguez, presidenta de la Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias (AGACA).
  • Susana López, Secretaria General de la Igualdad de la Consellería de Emprego e Igualdade de la Xunta de Galicia.
  • María Antonia Morillas, directora del Instituto de las Mujeres del Ministerio de Igualdad.

 

 

Todas y cada una de ellas expusieron los problemas latentes con respecto al papel que juega el papel de la mujer dentro del sector cooperativo. Un discurso unánime que pedía a gritos la democratización del empleo, visibilizando y promoviendo la economía social.

Una misión común: “Romper los techos de cristal y eliminar los suelos de barro”

La primera parte de la Jornada se inauguró con una mesa de debate con unos tertulianos de categoría y muy especializados en el tema que nos ocupaba.

El primero en abrir la mesa de debate fue Juan Manuel Sánchez-Terán, subdirector general de la Economía Social y RSE, del Ministerio de Trabajo y Economía Social, quien expuso con firmeza que “las empresas más diversas son las más competitivas”.

Juan Manuel hizo especial hincapié en la brecha salaria que, a pesar de ser más reducida en las empresas de economía social, sigue sin haber una igualdad efectiva ni real. Es necesario dar a conocer los datos presentados (encuesta COCETA), visibilizar el problema y aplicar normativas que lo regulen.

Otra intervención que aportó datos de valor fue la de Covadonga Toca, Directora General de Empleo, Trabajo Autónomo y Economía Social de la Consellería de Emprego e Igualdade de la Xunta de Galicia. Ésta afirmó que todas las políticas actuales de la Xunta de Galicia en este campo, llevan componentes de discriminación positiva en favor de la mujer y políticas activas de paridad laboral.

Hizo especial hincapié en el programa “Medrando Xuntas”. Un programa que aúna esfuerzos para seguir creciendo y conseguir que haya más mujeres promotoras de Economía Social.

 

 

En representación directa de las mujeres en el sector cooperativo los asistentes pudieron disfrutar de la participación de María Cruz Fernández, Presidenta de la Cooperativa Campoastur (Asturias).

Mª Cruz envió un mensaje muy directo a las Administraciones Públicas. Durante su intervención, sacó a la luz cuáles son, en su opinión, los principales motivos de la lentitud del cambio en pro de la igualdad en los consejos rectores de las cooperativas: La inversión de tiempo que supone estar dentro de un consejo rector (ya que el papel de los cuidados en el hogar se ve conferido a la mujer en más del 95% de las ocasiones) y la falta de ayudas por parte de las administraciones públicas, puntualizando que, al medio rural no llegan todas las ayudas que deberían.

Para cerrar la mesa de debate, se contó también con la participación de Celso Gándara, Presidente del Foro Pola Economía Social Galega (ForoESGal). Bajo su forma de ver la situación, “cualquier empresa que pretenda ser sostenible a largo plazo ha de contar con la igualdad inoculada en sus políticas”. Para avanzar en el cambio es necesario contar con referentes femeninos, modificar los hábitos dentro de la “escuela de líderes” masculinos y desarrollar nuevos servicios dentro de las cooperativas que ayuden a la conciliación (centros de día o escuelas infantiles de las propias cooperativas).

Tras un descanso, dio comienzo la segunda parte de la jornada. Otra mesa de debate compuesta en esta ocasión por cuatro representantes femeninas de peso dentro del sector.

Esta segunda parte de la jornada estuvo muy marcada por la intervención telemática de Isabel Bombal, Directora General de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria (MAPA).

 

 

Durante su discurso, definió al medio rural con tres sencillos adjetivos: “Despoblado, masculinizado y envejecido”. Aclaró que existe un crecimiento positivo pero que todavía estamos muy lejos de conseguir una cifra objetiva para que haya, dentro de los organismos de decisión de las cooperativas, una representación VERAZ del total de mujeres cooperativistas trabajadoras.

Durante su discurso abordó temas tan importantes como:

La Política Agraria Común (PAC), para la que se destinarán este año más de 47.000.000 de euros. En la que, gracias a España – reclama Isabel Bombal – se ha conseguido la incorporación de la perspectiva de género, asumiendo las desigualdades e invirtiendo para reducirlas. Según expuso, las ayudas podrán incrementarse en hasta un 15% para las mujeres.

Hizo especial mención al programa de Titularidad Compartida, un plan que promueve la adquisición de derechos de la mujer dentro de la organización/explotación, visibilizando su labor y trabajo diarios dentro de la misma, pudiendo así contar con una pensión digna.

Habló también de la “Línea de Agroimpulso”, un programa específico para prestar ayuda a la hora de emprender en el sector agroalimentario (priorizando a jóvenes y mujeres) y del “Programa Cultiva”, un plan que, además de prestar ayudas económicas para la instalación de la primera actividad agroalimentaria, aporta también formación, asesoramiento profesional y un plan de prácticas de 10 a 15 días en explotaciones modelo.

La segunda ponente fue Amparo Medino, Catedrática de Derecho del Trabajo (Universidad de Castilla la Mancha). Consejera experta del Consejo Económico y Social.

 

 

Fue Amparo Medino la que expuso el dato más demoledor de la Jornada: Según el Informe del Foro económico Global, la brecha de género tardará en cerrarse 136 años. A nivel Global, tan solo un 27% de los puestos de dirección están ocupados por mujeres.

Es necesario aplicar normativas de la ley de igualdad en las políticas empresariales y que las empresas y cooperativas han de elaborar planes de igualdad donde en el diagnóstico de situación se incorporen a las personas socias, no solamente a las que tengan relación laboral con la cooperativa. Hay que marcar objetivos y plazos para después evaluar los resultados. Unos resultados negativos podrían conllevar un menor favorecimiento en las ayudas y subvenciones.

En definitiva, las políticas de corresponsabilidad, la racionalización de los horarios, el empoderamiento de las mujeres y el relevo generacional son factores clave para conseguir reducir el plazo de cierre de la brecha de género.

 

Fue la tercera intervención la que alzó la voz en nombre de las mujeres cooperativistas, la de Dolores Calvo, Presidenta de la Asociación Nós as Mulleres y de la Cooperativa Condes de Albarei. Vicepresidenta de AMCAE.

En su intervención, Dolores Calvo dejó claro que la democracia, la responsabilidad social y la equidad son valores que están dentro del cooperativismo pero, en lo que se refiere a la paridad de género y oportunidades, no se cumple en nuestras cooperativas.

Después de una dura labor investigadora, Nós as Mulleres han desarrollado su propio programa para la mejora de la igualdad en las cooperativas. Un plan que se enumera en 6 focos elementales:

  1. Aplicar medidas legislativas internas que puedan hacer compatible la convivencia de géneros con los objetivos y beneficios comunes como cooperativa.
  2. Modificar los usos y costumbres con exigencia legal y mucha pedagogía.
  3. Cualquier incumplimiento de los planes de igualdad ha de ser justificado en las memorias de cuentas anuales.
  4. Mayor implicación por parte de las administraciones. Que actúen como reflejo de lo que promueven.
  5. Establecer un equilibrio de género en cualquier nuevo organismo que se cree dentro de la cooperativa (directamente vinculado al número de mujeres que estén presentes en esta sociedad)
  6. Creación de una comisión de igualdad dentro de las cooperativas. Tras 4 años las cooperativas que hayan cumplido el plan se beneficiarán de un 15% a su favor en el acceso a ayudas y subvenciones.
  7. Con la aprobación de todos los organismos, la Asamblea General de la sociedad aprobará el porcentaje de inversión que se destinará las actividades designadas dentro del plan de igualdad.

Como conclusión, lanza un mensaje a las mujeres cooperativistas “Las leyes están ahí para apoyarnos, pero nosotras debemos estar preparadas para llevarlo a cabo”.

Mª Antonia Morillas fue la encargada de clausurar esta segunda mesa de debate, quien, a modo de conclusión, recordó que debemos cuestionar el modelo actual para construir un feminismo con voluntad de poder.

Es necesario problematizar el desequilibrio de género en los diferentes sectores y abordar la igualdad retributiva, incorporando a la ecuación el acceso a la financiación. Una reivindicación del derecho al tiempo y la necesidad de adecuación del mercado de trabajo a las necesidades de las personas.

El empoderamiento de la mujer es clave para el avance. Necesitamos crear espacios y herramientas seguras para que se de la reflexión sobre las promociones profesionales.

Por parte de las instituciones, se hace cargo del fortalecimiento de las cláusulas de igualdad en la contratación pública y en las subvenciones. Invertir más en una Economía Social Feminista, con proyectos sólidos, destacando entre diferentes propuestas la Escuela Juana Millán.

Para finalizar el evento con un sabor todavía más dulce, la organización proyectó un vídeo elaborado por Nós as Mulleres y AGACA donde queda más que claro la importancia de la mujer dentro del sector y la implicación de nuevas generaciones. En la proyección las protagonistas eran las cooperativistas, un momento emotivo ya que muchas de ellas estaban presentes en el acto.

Clausurando el evento, las mejores palabras y agradecimientos por parte de Jerónima Bonafé, Carmen Rodríguez y Covadonga Toca.

En definitiva, un acto emotivo a la vez que duro por los datos presentados y la situación actual del sector cooperativo en materia de igualdad en los consejos rectores y puestos de dirección. Una Jornada más que necesaria para seguir luchando por un futuro igualitario.



Abrir chat
1
¿Necesitas la ayuda de un asesor?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Estamos disponibles de Lunes a Viernes de 09:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00.